Enamora en redes sociales

Tus primeros pasos en google adwords
abril 12, 2018
Metodología Design Thinking
abril 21, 2018

Enamora en redes sociales

Enamora en redes sociales

Enamora en redes sociales

1. Causa una primera buena impresión

Es cierto que la belleza está en el interior y se necesita conocer a una persona para enamorarse de ella… ¡pero causar una primera buena impresión es crucial!

Para lograr un flechazo no basta con que Cupido tenga buena puntería, sino que tienes que cuidar mucho tu imagen… ¡online!

Las imágenes que escojas de foto de perfil y de portada tienen que ser de buena calidad. Piensa que es lo primero que los clientes verán al entrar en tu perfil y a simple vista tienen que transmitir los valores de tu negocio y explicar lo que sabes hacer. ¡Son tu carta de presentación!

También te recomendamos que sigas la misma línea de diseño gráfico en las distintas imágenes y posts que publiques. El crear un perfil homogéneo transmitirá profesionalidad y claridad.

2. Sé transparente

Incluye en tu perfil toda la información de la empresa que puedas: teléfono, e-mail, dirección, horarios… Y no olvides describir en pocas líneas a qué se dedica tu negocio y qué podrán encontrar los nuevos usuarios en tu comunidad.

3. Demuestra interés

No hables solo de ti y presta atención a lo que les interesa a tus clientes. Preguntar y escuchar sus opiniones, críticas, propuestas… te ayudará a conocerles mejor y ofrecerles productos y contenidos de calidad. Haz que se sientan cómodos y ganen confianza con tu empresa.

4. Date a conocer

En redes sociales no se lleva tener un perfil de empresa impersonal. Te recomendamos que muestres tu lado más humano y presentes a los miembros de tu equipo en redes sociales. Cuelga fotos de cómo trabajáis, vuestros afterworks, los cumpleaños… ¡a tus clientes les encantará conoceros!

5. Hazles una proposición

Este es un momento crucial en toda relación. Tu seguidor ya te conoce y sabes que le gustas pero aún no ha acabado de dar el paso de convertirse en cliente.

Si has seguido al pie de la letra los pasos anteriores, estamos convencidos de que ha llegado el momento del “Sí, quiero”. Así que atrévete y hazle una propuesta con tus servicios. Eso sí, busca siempre tu valor añadido o para no ser uno más del montón.

6. Mantén viva la llama de la relación

Nunca dejes que el cliente sienta que ya no es especial para ti. Demuéstrale lo importante que es vuestra relación ofreciéndole descuentos, ofertas personales y exclusivas… Sé detallista y piensa en cómo puedes sorprenderle (y enamorarle) cada día.

7. Aprende de tus errores

La base de una relación es la comunicación, tanto para lo bueno como para lo malo. Por eso, si tu cliente tiene algo que reprocharte, no te pongas a la defensiva y escúchale. Ten en cuenta sus críticas para mejorar día a día y fortalecer vuestra relación.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *